INSTRUCTORES FALSOS PROFETAS / EL DAÑO SERA IRREPARABLE.

LA PRESENTE NOTA NO BUSCA FALTAR EL RESPETO A NADIE, NI MENCIONA A ALGUIEN ESPECÍFICAMENTE, USARE UNA FRASE COLOQUIAL “ A QUIEN LE QUEDE EL SACO…QUE SE LO PONGA”;

En esta década han proliferado las academias, escuelas, Organizaciones, Federaciones, etc, de formación en materia táctica, simplemente porque se ha tornado un gran negocio, y el objetivo, el cliente, lamentablemente es el hombre uniformado policial o militar.

Han surgido sistemas extraños, donde un COMANDO, viene de diferentes países, y da academia a cualquier persona, incluso particulares, en gimnasios, o en campamentos, donde realmente le hacen creer que esa “ dura “ instrucción, que por ciento es paga, y mientras lo abones aprobaras, los habilita para formar a hombres de Institución; y así repentinamente tenemos “ Instructores policiales “, que no son policías, que el único curriculum que poseen en seguridad, precisamente ese ese, instruir ; y no hay nada mas estúpido y contradictorio que un profesional que instruye, nunca haya ejercido la profesión misma, de que pretende formar, y más grave aún,  nunca fue parte de la misma, mas abajo voy a fundamentar el porqué.

Repentinamente , algunos profesores de karate, taekwondo, King boxin, y otras artes marciales, se han puesto un pantalón camuflado y un arma en la cintura,  saliendo en fotografías incluso con fusiles, y han comenzado a hablar de “ la calle “, o “ la vida real “, y así por generación espontánea se han convertido en instructores no solo policiales sino también  de “Fuerzas Especiales “, y lo más  patético es que los uniformados van y toman sus capacitaciones, en muchas oportunidades por ignorancia o engañados; seria muy simple evidenciarlos con dos o tres preguntas claves o ver sus movimientos, que dan vergüenza ajena, pero prefiero no hacerlo por respeto a quienes son sus alumnos.

Estas personas incluso, forman ASOCIACIONES CIVILES, o sea tramitan en la Dirección Nacional de Inspección de Justicia, una asociación, obtienen numero de personería jurídica, y listo…creen que ello los legitima para ser Instructores tácticos, exponiendo estar “habilitados “, y solo es eso, una asociación, como es una cooperadora o cualquier club, y lo puede tramitar cualquier grupo de personas; o tramitan en alguna universidad , la matricula como extensión universitaria; lo cierto es que en esta materia no existe un ente regulador y de parte de las autoridades hay a veces mucho desconocimiento a quien inscriben o dan lugar. Lo lógico seria usar el sentido común, si vas a capacitar en tácticas policiales o de seguridad a personal uniformado, deberás tener un instructor policial, que sea policía, en actividad o retiro, pero a veces es el menos común de los sentidos. Estas personas simplemente hacen lo que hacen, no porque los habiliten, sino porque no hay ley que se los prohíba. Por eso apunto a la lectura del uniformado, a su ética integridad y moral.

Cuando los confrontas y le preguntas que experiencia tienen estos personajes, te dicen: “ yo fui a tal país y me capacito tal persona….” , re pregunto, pero que experiencia tienes en las calles en el trabajo diario de prevención, “ yo forme a la seguridad de tal gobernador “, bien…pero que experiencias tienes en las calles o en la institución…” si pero yo capacite a ejército, a marina a policías…etc “, nuevamente la pregunta, que experiencia tienes en el campo de acción …….pues NINGUNA, solamente han capacitado a instituciones QUE LE HAN CREÍDO OCASIONALMENTE, y en ellos encontró la LEGITIMIDAD, que no posee…”POR NO SER”. Y ASÍ HOY TENEMOS EL INSTRUCTOR, QUE SU ÚNICA EXPERIENCIA ES….. SER INSTRUCTOR…SOLO MENCIONARLO…ES IRRISORIO.

Esto que mencione lo verán en los avisos publicitario, chicos de no mas de 24 años o lo sumo treinta, que son particulares, y repentinamente instructores de custodia V.I.P, y no han cuidado nunca a nadie; o aquellos que te justifican “ EN LA CALLE ME CRIÉ , Y ME HAN QUERIDO ROBAR MUCHAS VECES Y LUCHE “…” UNA VEZ USE ARMA PARA DEFENDERME”, porque ahora repentinamente todo profesor de artes marciales ha tenido una “ vida difícil” o fue “ victima de robos “, creyendo que esto, lo habilita para formar a un pre ventor, y NO ¡!!!!, porque una cosa es defenderse, y otra muy distinta es usar la fuerza PARA HACER CUMPLIR LA LEY, demanda muchas presiones y cuestiones que  no conocen y abajo fundamentare.

¿Entonces un particular no puede capacitar a la policía? :  SI ¡!!!!, y en muchas disciplinas, en la parte legal, un abogado , en primeros auxilios , un enfermero, un médico, en mediación un psicólogo, en acondicionamiento físico un profesional de la educación física, y en muchas disciplinas más, aclaro esto porque uno de los argumentos que utilizan estos personajes es ese, “ el policía cree que nadie puede enseñarle nada “, y no es así.

Con el pretexto de moda también de “ la cajita de herramientas “, donde parece que toda capacitación es valida porque todo suma; a veces el policía aprende técnicas o tácticas inaplicables que los puede llevar a perder la vida, terminar lastimado o preso.

Si son confrontados, inmediatamente se victimizan, y poseen ya frases armadas,  “ es la envidia porque estamos trabajando mucho “, o “ no tengo tiempo de atender las criticas “, o el tan utilizado “ sancho los perros ladran….”, dejando a quienes legítimamente cuestionan  la porquería que enseñan , como enemigos solitarios , como envidiosos, como competencia desleal.

Por eso esta nota esta dirigida al uniformado a “ su cliente “, que si paga se informe quien lo va a capacitar, y lea lo que sigue, 

Lo voy a fundamentar:

No hay proyecto personal, profesional, incluso social que se pueda llevar a cabo, cuando predomina el miedo, sin lugar a dudas el estado de mayor bienestar que podamos tener será uno de los principales pilares para sustentar nuestra existencia, nuestro desarrollo. Nuestra evolución cívica ha puesto en manos del estado el cuidado del individuo y de la sociedad, y estos han recostado en sus policías tamaña responsabilidad, pues en ellos esta depositada la confianza social del uso de la fuerza en cualquiera de sus expresiones, en ellos se ha legitimado el uso de la violencia hasta la letalidad, regulado lógicamente por marcos legales locales y convenios internacionales.

Por cuestiones socio/ políticas, complejas de analizar, cada vez es mas complejo “hacer cumplir la ley”, pues cada vez proliferan más organización proteccionistas o abolicionistas de la acción punitiva ante la comisión de un ilícito, que no es mi intención iniciar un análisis ni mucho menos una crítica, sino destacar porque el hombre policía, cada vez requiere mas capacitación, entrenamiento, simplemente es observado permanentemente.

Ahora bien, dicho esto, creo que tomamos conciencia que el policía es la única persona en la mayoría de los países del mundo que legalmente  puede poner manos en otro, esto quiere decir es básicamente un administrador profesional de la fuerza, y esa facultad delegada por una sociedad, sin duda acarrea una increíble responsabilidad que muchas veces es tomada a la ligera, por el mismo funcionario y por las autoridades.

Entonces, así las cosas, vamos a fundamentar desde la lógica, el sentido común, desde la objetividad, el por qué, quien capacite en seguridad , defensa o tácticas, a un personal policial,  DEBE SER debe ser instructor CON ESTADO POLICIAL, que tenga “experiencia propia de aplicación”, o sea que domine una técnica o táctica, y que la haya aplicado, el mismo, en situaciones reales, con el peso de la responsabilidad de hacer cumplir la ley sobre sus hombros; de lo contrario la transmitirá sin conocer su efectividad y consecuencias, y ello es realmente riesgoso. Esto parece obvio, pero no lo es tanto al momento de elegir un capacitador. ES HORA QUE NOS DEMOS CUENTA, POR DIOS, QUE LA EXPERIENCIAS DE HACER CUMPLIR LA LEY EN LAS CALLES, CON LAS LIMITACIONES LEGALES MENCIONADAS Y VIGENTES…NO LA CONOCE OTRA PERSONA QUE UN POLICÍA!!!!!!!!

             Recalcamos PROPIA, porque el hombre de seguridad, forja con los años, por una cuestión misma de supervivencia, un aplomo y un perfil único, polifacético y resolutivo. Existen situaciones que condicionan este perfil, tales como:

  1. Función con características únicas, exclusivas y excluyentes:

      Su cotidianidad laboral se lleva a cabo en un ámbito complejo, como es el de la sociedad actual, y altamente subjetivo como es la vida real, por ello debe considerarse que: 

  • Es la única persona que puede y debe, hacer uso de la fuerza, poner manos en otra persona legítimamente, en representación de ese monopolio exclusivo del estado. Incluso hay autores doctrinarios del ámbito legal que lo han denominado “un administrador profesional de la violencia”.
  • Debe poseer tal equilibrio emocional, aplomo, adiestramiento y condición biomecánica para racionalizar en tiempo real, la expresión del uso de la fuerza que va a utilizar, o la progresión de la misma, de una simple advertencia verbal a la intervención física, acorde al riesgo o la amenaza que percibe.
  •  Es el escudo de “descargo o catarsis social”, ante hechos y/o incidentes.
  • Es la función que más multiplicidad de situaciones afronta, desde la intervención en un accidente vía hasta enfrentamientos armados, simplemente porque esta exteriorizado y es el primer respondiente
  • Factores estresantes del entorno:

     Nuestro análisis propio arrojó factores influyentes comunes, únicos de la función,  por eso es importante trabajar sobre la inteligencia emocional, en el control de la ira o el miedo, con el objetivo de desarrollar en el cursante una importante tolerancia a la frustración; al conocerlos nos damos cuenta porque el instructor no solo debe conocerlos, sino haberlos vivido, para trabajar sobre su equilibrio y dominio, tales como Alta exposición; Des legitimación social; Tiempo perentorio, etc.

MI HERMANO UNIFORMADO AHORA QUE HAS LEÍDO ESTO, PIENSA CIENTOS DE VECES ANTES DE PONERTE EN MANOS DE SEUDOS INSTRUCTORES, EN ELLO VA TU INTEGRIDAD, TU VIDA, BUSCA UN INSTRUCTOR UNIFORMADO.  

Y SI ESTAS A CARGO DE UN ÁREA, O DIRIGES UNA INSTITUCIÓN, OBSERVA BIEN QUIEN ESTA CAPACITANDO A TU GENTE.